Skip to main content

¿Cómo se diagnostica la Apnea del Sueño?

La temprana detección y diagnóstico de la Apnea del Sueño es realmente importante y brinda tranquilidad.

Tres maneras de detectar la Apnea del sueño

  1. Consultá a tu pareja o familiar: Si roncás fuerte o si han notado pausas en tu respiración durante el sueño, es importante que lo menciones a tus seres queridos. Ellos suelen ser los primeros en detectar los síntomas de la apnea del sueño (1,2).
  2. Realizá el Cuestionario de STOP BANG: Completar este sencillo test te ayudará a identificar si estás en riesgo de padecer apnea del sueño. Podés encontrarlo fácilmente en línea.
  3. Grabate mientras dormís: Una forma efectiva de comprobar tus patrones de respiración es grabarte durante la noche. Al revisar la grabación, podrás observar si hay momentos en los que tu respiración se ve interrumpida.

Si sospechás que podrías tener apnea del sueño, es fundamental que consultes a un médico especializado. Solo ellos pueden realizar un diagnóstico preciso a través de un estudio del sueño, ya sea en una clínica especializada o en la comodidad de tu hogar con un equipo específico.
 

Visitá a tu Médico

Visitar a tu médico te permitirá obtener una evaluación exhaustiva de tus síntomas y un examen físico adecuado. En caso de ser necesario, te derivará a un especialista en sueño, quien te realizará preguntas sobre tus síntomas y antecedentes médicos. Es posible que debas completar la Escala de Somnolencia de Epworth(1) para evaluar tu grado de somnolencia diurna.

Además, es probable que el especialista controle tu peso y mida la circunferencia de tu cuello, así como realice pruebas respiratorias. Si se sospecha de apnea obstructiva del sueño (AOS), se te indicará un estudio del sueño para confirmar el diagnóstico.

¿Por qué debo realizar un estudio del sueño? Realizar un estudio del sueño permite confirmar el diagnóstico de Apnea Obstructiva del Sueño (AOS). Durante el estudio, se monitorea el sueño y los datos del mismo son evaluados por un especialista del sueño.

Realizar un estudio del sueño permite confirmar el diagnóstico de Apnea Obstructiva del Sueño (AOS). Durante el estudio, se monitorea el sueño y los datos del mismo son evaluados por un especialista del sueño.

¿Qué ocurre durante el estudio del sueño?

La polisomnografía es un estudio del sueño que se realiza en un laboratorio especializado durante la noche. Supervisado por un técnico, este estudio registra múltiples parámetros fisiológicos mientras duermes, como las ondas cerebrales, la actividad muscular, la respiración, los ronquidos, los movimientos oculares y más.

El polisomnograma ayuda a identificar y evaluar trastornos del sueño, como la apnea del sueño, el insomnio y la narcolepsia, proporcionando información valiosa para un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado. Es una herramienta fundamental para comprender y abordar los problemas relacionados con el sueño y mejorar la calidad de vida.

En la detección de la apnea del sueño, existen otras pruebas complementarias que permiten evaluar distintos aspectos fisiológicos y niveles de oxígeno en sangre.

  1. Poligrafía: Esta prueba monitorea un número menor de signos fisiológicos que un polisomnograma entre los cuales se encuentran la respiración y los niveles de oxígeno en sangre. Suele realizarse en casa sin necesidad de un técnico del sueño, pero a veces se lleva a cabo en un laboratorio del sueño. Cada vez más, las personas que tienen una alta probabilidad de padecer apnea obstructiva del sueño y otras pocas afecciones médicas se someten a esta prueba. También se utiliza para las pruebas de seguimiento de las personas con AOS para ver si sus tratamientos son eficaces.
     
  2. Oximetría: Registra los niveles de oxígeno en sangre, pero no reemplaza la polisomnografía ni la poligrafía. Es útil para evaluar la disminución del oxígeno, aunque otros trastornos también pueden causar bajos niveles de oxígeno en sangre en personas con apnea del sueño.